23.5.11

ELEMENTOS FOTOVOLTAICOS INTEGRADOS EN FACHADA

La principal aplicación del modulo es en fachada y como cubierta de edificios, sustituyendo a los materiales clásicos de construcción, cumpliendo adémás, varias funciones.

Además de la protección contra la lluvia, acústica y visual, en los edificios modernos el aislamiento térmico durante el invierno y la creación de sombra cuando la insolación es fuerte, adquieren una importancia creciente. Hoy en día, los elementos fotovoltaicos integrados en el edificio son capaces de asumir todas esas funciones, sirviendo, además, como "central eléctrica solar".
- Generación de electricidad solar.
- Regulación de la luz.
- Creación de sombra.
- Protección antideslumbrante.
- Aislamiento térmico.
- Arquitectura innovadora.
- Confort.
- Ahorro de costes mediante la combinación de varias funciones.
Diseño modular con vidrio
Los móduos de vidrio se ofrecen con diseños distintos. Esta variedad de diseños permite una integración óptima en el edificio en función de la aplicación y la expresión arquitectónica deseada.
Los módulos semitransparentes convencen por su transparencia y brillantez, ya sea como elementos de vidrio laminado o vidrio aislante.
Permiten realizar fachadas de superficies homogéneas, cuando la transparencia no es un requisito.

El vidrio como elemento constructivo
A las modernas envolturas del edificio se le imponen grandes exigencias. Tiempos de montaje cortos, valores físicos de aislamiento térmico y protección contra el sobrecalentamiento de recintos interiores óptimos, son sólo algunas de las prioridades. Como estos elementos podrán satisfacerse las exigencias impuestas a las modernas envolturas del edificio. Estos elementos están disponibles como vidrios laminados y como vidrios aislantes, combinables con muchos sistemas metálicos de construcción habituales del mercado.

Mediante la selección del tipo y espesor del vidrio se pueden adecuar los elementos a los requisitos de resistencia estática. El encapsulado de las células solares se realiza con láminas compuestas de calidad acreditada desde hace décadas en la industria del vidrio. También en la fabricación de los elementos de vidrio aislante podemos echar mano de una dilatada experiencia.
Además de un gran número de modelos y dimensiones estándard, se ofrecen soluciones según especificaciones particulares a cada obra.

Protección solar y sombreado
Con el fin de mantener lo más reducido posible el aporte de calor al edificio a través de las superficies acristaladas de grandes dimensiones, hay que equipar éstas con una protección solar suplementaria. Ésta se puede realizar en forma de un recubrimiento suplementario del vidrio mediante persianas o celosías.

El aporte de energía al edificio se describe mediante el grado de permeabilidad energética, que indica la relación entre radiación y el componente de la misma que contribuye al calentamiento interior del edificio. Éste grado de permeabilidad energética se conoce también como valor g. Cuanto más reducido ees el valor g, más efectivo es el sombreado de las superficies transparentes.
En la tabla se incluyen algunos tipos de acristalamientos y sistemas de sombreados, así como sus valores g típicos. Los elementos de vidrio aislante alcanzan valores g similares a los de un buen sistema de sombreado exterior.

Aislamiento térmico de edificios
El valor U describe el efecto de aislamiento térmico de los materiales de la envoltura del edificio. Las superficies acristaladas asumen una importante función en este sentido: deben ser transparentes a la luz solar y proporcionar el mejor aislamiento térmico posible en los meses fríos del año. Los modernos recubrimientos para vidrios hacen posible la discriminación entre radiación solar, de longitud de onda corta, y la radiación térmica, de longitud de onda larga.

En la tabla se comparan los valores de U de varios tipos de acristalamientos. Los vidrios fotovoltaicos alcanzan valores comparativamente bajos frente a los vidrios aislantes de alta calidad. En consecuencia, son adecuados para cristalamientos de gran superficie, sin merma del confort por el aislamiento térmico durante el invierno.

Optimizada para la integración en los edificios

Producción de electricidad solar

Ahorro de costes